Que hacer y sobre todo que NO hacer en tiempos de crisis sanitaria

En las últimas semanas, hemos sido bombardeados de información respecto del COVID-19 y producto de eso estamos viviendo las ventajas y desventajas de tener acceso inmediato a mucha información.

He visto un montón de recomendaciones respecto de temas como la rutina diaria, hacer ejercicio, leer, hacer yoga, encontrar alguna actividad de ocio que nos guste, tomar cursos online, hacer reparaciones en nuestras casas, videollamadas, teletrabajo, etc. El problema de todas estas muy bien intencionadas recomendaciones es que podemos caer en una doble angustia, una por la pandemia, el miedo a contagiarnos y/o que se contagien nuestros seres queridos, pero también por no estar cumpliendo con estas rutinas “perfectas” de gente que (al parecer) rápidamente se rearmó y hasta (parece) está disfrutando estos días de cuarentena.

Y la verdad, es que no hay una respuesta única para enfrentar las crisis, mucho menos este tipo de crisis donde prácticamente no tenemos el control de NADA y donde solo nos queda seguir las recomendaciones de distancia social, salir solo a lo imprescindible y el lavado constante de manos.

Entonces ¿Qué hacer?, la respuesta a esta pregunta es: hacer lo que te acomode a ti y solo a ti, de acuerdo con tus rutinas habituales, tu contexto familiar y social, de acuerdo con tu trabajo, en fin, de acuerdo con tu mundo habitual. ¿Qué no hacer?, tratar de imitar o hacer cosas que no te acomodan, rutinas demasiado rígidas y llenas de actividades que no vas a lograr, con eso solo te ganarás momentos de frustración que no te ayudarán en nada

Claramente es importante tomar ciertas precauciones básicas como alimentación, horas de sueño, ducharse a diario, cambiarse de ropa, si tienes la posibilidad de trabajar desde tu casa ojalá puedas tener un espacio que sea para eso (no en la cama).

Ahora con respecto a la salud mental, es importante dosificar el uso de redes sociales y de exposición a la televisión porque con eso solo conseguirás sentir más angustia y nunca podrás descansar realmente.

También es importante que dejes salir tus emociones, es imposible no estar asustadas/os, angustiadas/os, enojadas/os e incluso eufóricas/os, es muy importante que puedas validar tus propias emociones para que también seas capaz de validar y reconocer las de otros, eso te puede evitar un montón de conflictos con las personas con las que estas en tu casa y también con tus amigos y familiares.

Debes saber que sentir ansiedad, tener problemas de sueño, estar más irritable o sensible es absolutamente normal, pon atención si alguno de estos se vuelve muy incómodo y busca ayuda profesional si lo encuentras necesario.

Si uno de estos días no quieres levantarte y ver Netflix (o cualquiera similar) durante todo el día, HAZLO! Y no sientas culpa por eso, en tiempos de crisis debemos cuidarnos y mantener nuestras rutinas SI, pero también podemos darnos permiso para tener espacios de no hacer NADA (siempre y cuando esto no se vuelva tu rutina, aunque nos cueste es importante mantener las cosas en equilibrio). Entonces, ¿Qué no hacer?: ignorar lo que sientes y seguir funcionando como si nada pasara.

También es bueno hablar de tus emociones con los más cercanos, eso te hará sentir más compañía, porque te aseguro que lo tu sientes es compartido por la mayoría.

Es momento de cuidarnos y cuidarse, un abrazo y mucho ánimo!

 

Escrito por Oriana Figueroa Valdebenito

Compartir

7 thoughts on “Que hacer y sobre todo que NO hacer en tiempos de crisis sanitaria

  1. Considero super importante que profesionales como tu se den el tiempo de compartir con el mundo un poco de tranquilidad, más que insitar a la sobreactividad a personas que no están acostumbradas a ritmos de vida llenos de deporte, lectura, estudio, entre otras cosas. Muchas personas se sienten mal por no estar realizando las mismas actividades que sus amistades, pero no logran comprender que muchas de esas actividades ya estaban incorporadas a las vidas de esas personas, solo fueron adaptadas al encierro. Cada ser humano debe vivir la cuarentena a su ritmo, con sus alegrías y angustias, porque es normal sentir pena por la sensación de soledad que provoca estar tanto en casa, pero también sentir alegría por poder dormir unas horas más o poder desayunar con tus seres queridos, lo que puede ser incluso un gatito. Muchos cariños desde Chole Ori, que las buenas vibras acompañen tu día a día del otro lado del planeta S2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *